Tres recetas con Melocotón de Calanda

melocoton_calanda_es_autentico_color

Otra de las denominaciones de origen de las que podemos presumir en Aragón es el Melocotón de Calanda. Es un producto de un tamaño considerable y destaca también por su dulzor y sabor. Como ellos mismos señalan que “cada melocotón de la D.O. Melocotón de Calanda en los últimos dos meses de crecimiento es embolsado uno a uno en el propio árbol. De este modo, el auténtico melocotón etiqueta negra madura dentro de una bolsa protectora que garantiza su pureza ya que no entra en contacto con ningún tipo de productos fitosanitarios ni con agentes externos”. Ahora, en verano, es temporada de melocotones y tenemos unas sabrosas recetas para elaborar con Melocotones de Calanda.

Ensalada

Ahora en verano podemos preparar una ensalada muy refrescante con melocotones de Calanda. A esto le añadiremos, en primer lugar, un buen tomate rosa de Barbastro cortado en láminas muy finas. Mientras, habremos preparado una vinagreta con un poco de ajo, vinagre, aceite, sal, albahaca y melocotón que reservaremos. A la ensalada le añadiremos un queso fresco aragonés. En Radiquero hay uno buenísimo, aunque en todo el territorio encontraremos alternativas muy sabrosas y de altísima calidad. Sólo falta añadirle unas hojas de rúcula y verter la vinagreta por encima.

Tacos de carne y melocotón

Parece más complicado encajar el melocotón en un segundo plato, pero el contraste que sentiréis os hará cambiar de opinión. Pedid en vuestra carnicería carne picada de ternera que salpimentaremos posteriormente. La calentaremos en la sartén con Aceite de Oliva del Bajo Aragón y le añadiremos pequeños trozos de un buen queso curado aragonés. Una vez coja textura, incorporamos los trozos pequeños de melocotón y mezclamos. En unas obleas de tamaño medio pondremos una cucharada de la mezcla, la cerraremos y pintaremos con yema de huevo antes de meterlo al horno y poder degustarlo una vez esté dorado.

Crepes con melocotón

Y como postre, podemos utilizar los melocotones dentro de una fina crepe. Para hacer la masa utilizamos la receta tradicional con harina, leche, huevos, sal y azúcar. En una sartén vertemos una cantidad justa de la mezcla para que la crepe no quede muy gruesa. Mientras, prepararemos un chocolate. Podemos utilizar uno aragonés (en Montañana existe uno delicioso) y lo fundimos al baño maría. Mientras, sacamos la crepe y depositamos pequeños trozos de melocotón en almíbar y enrollamos. Por último, dejamos caer el chocolate sobre la crepe.

Share on facebook
Facebook
Share on google
Google+
Share on twitter
Twitter
Share on linkedin
LinkedIn
Share on pinterest
Pinterest

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *