Cinco recetas con Cebolla de Fuentes

#fcdc04

La cebolla es un ingrediente indispensable en la mayoría de los platos de la cocina mediterránea y en Aragón podemos presumir de la cebolla de Fuentes de Ebro, que tiene su propia Denominación de Origen Protegida. Un producto extraordinario que se caracteriza por su dulzor y suavidad. Una buena opción para elaborar platos sabrosos y reconocidos que os proponemos.

Salchichas encebolladas

Una receta clásica de la cocina tradicional. Nos servirán unas buenas salchichas de pollo, por ejemplo, que marcaremos previamente en la sartén con un poco de Aceite de Oliva del Bajo Aragón. Posteriormente cortaremos un par de Cebollas de Fuentes en juliana y las pocharemos durante unos diez minutos como mínimo. Después añadiremos las salchichas y dejaremos reducir con un poco de vino blanco. Salpimentamos al gusto y dejamos que se mezclen los sabores a fuego medio bajo con la sartén tapada.

Aros de cebolla

Un clásico más cercano a la cocina americana y que relacionamos con la comida rápida, pero que podemos reinventar de una manera mucho más sana y natural. Un aperitivo sencillo para el que tendremos que cortar la Cebolla de Fuentes en aros y pasar por harina como primer paso. La harina sobrante la mezclamos con un poco de leche, levadura y un huevo hasta que nos quede una cierta densidad que no se desprenda del aro de cebolla y sea consistente. Antes de freír en un fuego intenso pasamos los aros también por pan rallado. Ya estarían listos y, si los acompañamos con una buena salsa casera, perfecto.

Sopa de cebolla

Utilizaremos dos Cebollas de Fuentes que cortaremos en juliana. La rehogaremos con aceite y mantequilla y salpimentamos. Posteriormente añadiremos harina para que coja densidad y añadimos el vino blanco. Una vez haya reducido, añadimos caldo de ave ayudando para que desaparezcan los grumos durante unos minutos. Lo dejamos reposar a fuego medio bajo y servimos en cuencos que puedan meterse al horno, ya que encima de la sopa añadiremos un trozo de pan y un queso que se gratinará durante cinco minutos. Puedes elegir una infinidad de quesos aragoneses que seguro que le darán un toque especial a esta sopa.

Cebolla caramelizada

Más que un plato es un ingrediente elaborado, pero, desde hace años, es imprescindible para muchos cocineros en sus platos. Es muy sencillo, pero hay que estar atento para que el punto sea perfecto. Como anteriormente, cortaremos las cebollas de Fuentes de Ebro en juliana. Cubriremos la sartén con aceite de oliva y rehogaremos a fuego medio las cebollas. Añade un poco de sal y un poco de azúcar (no se recomienda más de una cucharada por cada 4-5 cebollas). Tendrás que remover durante un mínimo de media hora y, si ves que corren el riesgo de secarse, añades un poco de agua. El color y la textura de las cebollas será el mejor indicador de que has terminado.

Cebollas rellenas de carne

Por último, proponemos unas cebollas rellenas de carne. Lo más complicado será vaciar, con mucha paciencia, el interior de las cebollas para poder rellenarlas y luego las coceremos durante unos veinte minutos. Mientras se cuecen prepararemos el relleno. Podemos utilizar la carne que más nos guste, pero una buena ternera picada del Pirineo es una gran elección. En Aragón existen unas variedades de carne de gran calidad. Prepararemos la carne con un poco de aceite de oliva y algunas verduras que nos gusten (zanahoria, pimientos, etc.). También podemos darle más sabor con otra variedad de carne, panceta o jamón picado, etc. Preparamos las cebollas en una bandeja una vez se hayan cocido y las rellenamos con la carne. Por último, añadimos un poco de queso en la parte superior e introducimos en el horno para que se gratinen.

Share on facebook
Facebook
Share on google
Google+
Share on twitter
Twitter
Share on linkedin
LinkedIn
Share on pinterest
Pinterest

1 comentario en “Cinco recetas con Cebolla de Fuentes”

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *