Cinco formas de saborear el aceite del Bajo Aragón

109301163_1370826919777888_7767549880722011947_o

La Denominación de Origen Aceite del Bajo Aragón “se encuentra ubicada en el nordeste turolense y el sudeste de la provincia de Zaragoza, un ámbito geográfico que pasa por ser una de las zonas productoras de aceite de oliva más importantes de la zona norte de España”. Así lo explican en su página web oficial en la que destacan el aspecto, color y sabor de este producto aragonés que triunfa alrededor del mundo y que se puede degustar en multitud de recetas en las que tenga protagonismo. Hoy te proponemos cinco.

Pescado

Un buen bacalao, lubina, dorada o rodaballo, entre otros, son platos ricos y saludables que podemos elaborar de muchas formas en función de nuestros gustos y de los ingredientes que tengamos en la nevera. El toque diferencial que marcará el éxito de tu plato es el del aceite de oliva. Un buen chorro de este líquido de la DO Aceite del Bajo Aragón antes de servir hará las delicias de los comensales.

Masas

A aquellos que les gusta ponerse el delantal y el gorro de chef en su propia casa y mancharse las manos les diremos que no hay nada como emplear este producto en sus elaboraciones. Una buena masa de pizza casera, por ejemplo, ganará sabor y textura si a la harina, la sal, el agua y la levadura le añadimos un Aceite de Oliva del Bajo Aragón, que impregnará la masa y se notará en el resultado final.

Carpaccio

De vez en cuando, sobre todo en verano, no apetece encender los fuegos de la cocina y optamos por un carpaccio de ternera, atún o incluso de calabacín, por ejemplo. Productos que, ya de por sí, tienen un sabor extraordinario si son de buena calidad, pero que verán mejorado su resultado acompañados de unas gotas de Aceite de Oliva del Bajo Aragón antes de servir.

Panes

Podemos bajar a la panadería más cercana y adquirir un sabroso y crujiente pan o elaborar uno con un poco de sal, agua fría. Harina y un chorro de Aceite de Oliva del Bajo Aragón. De la manera que sea, no hay mayor placer que el de degustar ese pan con unas gotas de este oro líquido para llevar nuestro paladar al siguiente nivel.

Ensalada

En esta sección en la que el aceite gana protagonismo en crudo no podíamos olvidarnos de las ensaladas. Sea en el formato que sea, siempre van a necesitar aceite y, si es así, necesitaremos uno de calidad como el del Bajo Aragón para los aliños y vinagretas.

Share on facebook
Facebook
Share on google
Google+
Share on twitter
Twitter
Share on linkedin
LinkedIn
Share on pinterest
Pinterest

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *